sábado, 23 de enero de 2010

Desde Prosofagos


Poco a poco voy poniendome al día. Hoy le toca a nuestros amigos Prosofagos (http://www.prosofagos.com/) compañeros de aventuras en esto de escribir en la Red. Como varios de sus miembros han participado en nuestra aventura solidaria Atmósferas, me invitaron a redactar un artículo sobre nuestro libro y su gestación. Bueno, pues ya ha visto la luz. Está en su número de Diciembre dedicado a Proyectos literarios en la Red. (http://www.revistaliteraria.prosofagos.com/) Espero que os guste.
Gracias Prosófagos, gracias Boris.

Pd.- No sé porqué pero me parece que antes o después vamos a empezar a hacer cosas juntos.

12 comentarios:

Alicia dijo...

He leído tú artículo y ya de paso toda la revista. Me ha parecido un proyecto muy interesante. Te diré me ha valido para enterarme que existía "El diccionario panhispánico de dudas de la RAE" que se propone servir de instrumento eficaz para todas aquellas personas interesadas en mejorar su conocimiento y dominio de la lengua española.

Volviendo a tu relato, es curioso el resultado de volver la mirada hacia atrás. Un amigo mío define esas sensaciones iniciales tuyas como sentirse extraviado en el folio. De hecho estoy ahora aquí gracias a que él, que quería ser escritor, me invitó a un foro literario que acababa de crear. Buscaba aliados para ver sus huellas rompiendo la monotonía blanca del folio, para ayudarle a seguir caminando, a continuar escribiendo. De esa fecha al proyecto Atmósferas no pasaron ni tres meses y yo veía publicado un relato. Poco tiempo después él consiguió publicar su primer libro.

Me ha resultado interesante saber que tú inicialmente ya tenías inquietudes literarias y que también andabas extraviado. Me alegro de que este gigante mundo de internet, que no para de crecer, te haya facilitado el desarrollo de las mismas y el encuentro de buenos aliados.

En mi lista de agradecimientos por estar hoy aquí, escribiendo en el ordenador, siempre has sabido que eras uno de los primeros. Gracias.

Besarkadatxu bat

Emilio dijo...

No estamos sólos, ni como escritores, ni como pioneros. La Literatura - el conocimiento, mejor dicho - y su difusión en la red es imparable. Somos mucho más que dos, y muchos más que uno, somos una colectividad en busca de encontrar su camino personal y como grupo, en búsqueda de afirmación de vocación y de intención y por eso, tanto Escritores en Red, como Prosófagos, como La Nieve, por citar los más cercanos, y otros, dejan y seguirán dejando su huella en esos circulos concéntricos y en expansión que sujetan la vida. Tú, Javier, das pasos, cada vez con más repercusión, y los das con nosotros. Ahora, como cabeza más visible ( Presidente) de una organización que te merece... y con eso está dicho todo. Porque eres un escritor que confía en el futuro y que asimila el pasado, con una gran capacidad integradora y de promoción de ideas. Atmósferas, 100 relatos para el mundo, lo fue. Y estamos en camino de más iniciativas y realizaciones. La importancia no es tanta por la repercusión exterior, que la tiene, como por el impulso interior que nos darán a todos y que nos harán reafirmar nuestra existencia como parte de un camino y de unos caminantes.
Y en esa simbiosis que, inevitable y afortunadamente, se produce con otros compañeros que en otro tiempo fueron también visionarios y ahora son detentadores de sueños y realidades, ESCRITORES EN RED encuentra impulso y cobijo. Y lo hace también en otras iniciátivas: Prosófagos es una de ellas. Espléndida de forma y contenido. Sí, creo que ambos proyectos serán plataformas de un común viaje.

Port

Manuel dijo...

Querido Javier, me ha encantado descubrir esa página magnífica de Prosófagos. estéticamente es impecable y el contenido, aunque lo he pasado así, un poco de prisa, me parece muy interesante.

Me acerqué por leer lo tuyo, ¡cómo si no!.

Pero, como dice Emilio, es un placer descubir que no estamos solos.

Gracias por representar a esta asociación de una manera tan digna.

Mari Carmen Azcona dijo...

Yo soy neófita en todos los campos, tanto en el de la escritura como en el de las nuevas tecnologías. Es curioso pero cada vez veo más claro que Internet, en lo referente a literatura al menos, es un cruce continuo de caminos.
A veces el mismo espíritu nos une en espacios como Escritores, Prosófagos,La Nieve... espacios abiertos a todos, ágoras donde compartir y departir sobre literatura. Otras veces, cuando visito los blogs amigos, me cruzo continuamente con personas, que a fuerza leer sus comentarios, aun no habiéndonos dicho palabra alguna, se van convirtiendo poco a poco en viejos conocidos. Y cuál es mi sorpresa, cuando veo que en Prosófagos están algunos de esos viajeros conocidos.
Como bien dice Emilio círculos concéntricos en expansión, o cruce de caminos...es lo mismo, hay un espíritu o un sueño que nos une a todos, y eso es magnífico.

Un beso.

Elisabet dijo...

Javier, muchas gracias por esta reseña de nuestra revista.

Un abrazo y adelante con todas tus iniciativas.

Elisabet

Boris Rudeiko dijo...

Javier, gracias por tu artículo, que publicamos en nuestra revista Prosofagia, y gracias también por esta reseña en tu blog.
Estoy convencido de que seguiremos haciendo juntos cosas solidarias relacionadas con la creación literaria.
Un abrazo,
Boris Rudeiko.

Esther dijo...

Javier, ha sido una alegría para nosotros el poder contar con tus palabras en Prosofagia. Algunos de los compañeros participaron en el proyecto, otros no pero estábamos al tanto de él, pero también había quienes no lo conocían, y ahora sí saben de su existencia.

Somos muchos en la Red, cada uno con sus proyectos y sus intereses y sus realidades; pero siempre hay nudos, encrucijadas donde encontrarnos, y siempre hay formas de compartir esta pasión por la Literatura con proyectos que tejan redes.

Un abrazo,
Esther

Javier dijo...

Querida Alicia, este mundo con sus idas y vueltas, es alucinante. Hemos comenzado una aventura sin fin que nos va a permitir vivir experiencias distintas a las habituales. ¡Abramos los ojos y a disfrutar!

Javier dijo...

Es importante Emilio no encerrarse en una cápsula de cristal y quedar aislado e intocable. El hombre se ha hecho fuerte y ha conseguido evolucionar gracias a su capacidad de relación y adaptación al entorno. Siendo uno, siendo muchos. Escritores debe tener esto como principio. Ahí estaremos para recordarlo siempre.

Javier dijo...

Manuel, gracias por comprender un poco estas locuras que me dan de vez en cuando. Me alegra mucho pertenecer a un grupo de gente abierta, inteligente, con ganas de conocer y aprender, capaces de reconocer el esfuerzo ajeno y de arremangarse cuando hace falta. Estoy orgulloso. Ya sabes, abrazos y cervezas.

Javier dijo...

Mari Carmen, todo esto es una bendita locura. Y somos un monton de locos que disfrutamos con esto.
Un beso

Javier dijo...

Elisabeth, Boris, Esther, gracias por dejarnos compartir vuestros esfuerzos. Y ya sabéis, por aquí teneís vuestra casa.

Un beso triple.