martes, 22 de diciembre de 2009

...que estaba de parranda!

Que no, que ni me he muerto ni estoy de parranda. El que se ha muerto es mi ordenador, con todo lo que tenía allí. Así que no sé si se va a poder recuperar ni cuanto van a tardar en arreglarlo. Espero que no sea mucho. De momento está en la UVI para ver si reacciona y consigue mantener las constantes vitales. Me lo tomo como un nuevo comienzo, como otra oportunidad más.
Aprovecho para desearos Feliz Navidad, que los hados os acompañen y que el 2010 sea el año del despegue literario para todos vosotros.

13 comentarios:

Isabel de León dijo...

Felices Fiestas xa ti tb!!!

Saludos de la chica.

Isabel de León dijo...

Por cierto...q los reyes t arreglen ese ordenador!!!jajajaja

Nelken Rot dijo...

Pídete un disco duro Javier, que así pase lo que le pase al ordenata estarás salvado. Mucho ánimo con la reescritura y el rescate. Disfruta de tus nuevos cambios y la salida del glaciar palentino. Mucho Sol y vitamina C, para ti y los tuyos.

Besos

N

Alejandro dijo...

Que no sea nada lo del chisme, Javier. Procura salvar el cerebro, el tuyo y del aparato. El tuyo cuídalo porque no hay recambio para él, supongo; por la pérdida del ordenada, ni te preocupes, pide uno a los reyes, que ya andan cerca.

Feliz Navidad

Un abrazo.

Alejandro

Manuel dijo...

Me parece Javier, que estás en esa misma tesitura de cuando se nos va la luz en casa... De repente nos quedamos parados, no sabemos qué podríamos hacer mientras esperamos.

Y después de buscar infructuosamente una vela o la maldita linterna que está sin pilas, nos sentamos con los ojos muy abiertos.

Y nos sentimos huérfanos.

Lo de tu cerebro no me preocupa. Lo de tu ordenador tampoco. Solo verte y darte un abrazo de nuevo.

Sé feliz.

Pilar dijo...

Felices fiestas Javier!!! Espero que arregles pronto esas cosas que nos gusta leerte. Un beso grande

Javier dijo...

Espero Isabel qeu no tarden mucho. Tengo mil cien ideas bullendo en la cabeza y necesito llevarlas a cabo. ¡Pero necesito mi ordenadoooooor!
Un beso y bracias por venir.

Javier dijo...

Estimada Nelken, siempre es un placer recibir tus noticias. Duro, duro, lo único que tengo es la cabeza prque está demostrando qeu mi ordenador es más bien blandito. Estoy en fase de preparación para la vuelta del exilio. Ya te contaré.
Un beso

Javier dijo...

Estimado Alejandro, el cerebro consigo mantenerlo pero lo del aparato..., eso ya me hace sufrir más. A estas edades ya sabes qeu con mantenerlo es suficiente. En fin, ¿tu crees que los reyes me mandarán un aparato nuevo que funcione como nuevo?

Un fuerte abrazo

Javier dijo...

Manuel, es esta mínima incursión a Internet acabo de leer tu crónica maravillosa. Luego paso de nuevo por allí porque no quiero quedarme sin dejarte unas palabras.
Un abrazo y ya sabes que sí, que nos vemos pronto.

Pd.- En los paises lejanos te querrán mucho pero aquí te queremos más. Lo siento, pero te tienes que quedar.

Javier dijo...

Pilar, igualmente. Aprovecho estas fiestas sin ordenador y con lecturas para preparar cosas nuevas. A ver si salen bien. Ya te iré contando.
Un besazo
Javier

Emilio dijo...

¿Creer entender que tu cabeza se ha desordenado? ¿O que golpearse con un pico del ordenata?
¿Ser quizás que volatilizarse tu computer?
Mi no saber muy bien...¿Acaso no ir tu de parrando pero si ir ordenador de dicho parrando?
¿Ser posible que aparato haber bebido y perderse en el jilgorio de las Navidades? ¿O tratarse de una promoción de El Corte Inglés para más vender? Mi no comprender, mi no comprender...

Anónimo dijo...

¿Has escrito la carta a Los Reyes Magos? Si no lo has hecho, aún tienes tiempo. En la mía les he pedido paz, justicia y amor para el mundo entero; y eso sí, que no se olviden de tu ordenador, jajaja.

Un beso,
Mila