sábado, 5 de diciembre de 2009

Desde hoy dejo de tutearle



Acabo de finalizar la primera lectura - no será la última, seguro - de un libro que, como lector, me ha llevado por caminos diferentes. Hasta ahora o bien leía compulsivamente el libro que tenía entre manos, independientemente de su temática y nivel artístico, o al poco de empezar lo rechazaba. Esto último lo hago rápido también, sin dudas. Y no tengo término medio. Lo siento, eso no debe ser así pero afronto la lectura de manera irracional, genética, y sobre todo bajo el concepto del disfrute.
Hasta que ha caído en mis manos una maravillosa novela, de la que no tenía referencia, y que vino a mí de la manera en que nunca debe llegar un libro a un lector. Regalo del propio autor. Sé que más un obsequio fue una reivindicación: “Toma, lee lo que escribo”
Siempre da miedo enfrentarse a una novela trazada por alguien a quien conoces y aprecias. Sobre todo por la dificultad que plantea separar amigo y autor. Así me enfrenté a su libro. Pero Emilio Porta, sabio, sabía a qué jugaba.
Desde el primer capítulo, intuí que iba a leer de otra forma. Nunca imaginé que, por primera vez en mi vida tras leer cada capítulo de la novela, cerraría el libro. Y no por cansancio, no, ni mucho menos. Lo hacía por la necesidad de guardar para mí cada palabra, cada frase de lo leído. Y sí, tenía ganas de leer lo que a continuación me ofrecía el escritor, pero era mayor aún la necesidad de meditar sobre lo leído. Nunca me ha pasado eso. En cada capítulo hay pensamientos, frases, situaciones que no puedes pasar por alto. Sus personajes se desenvuelven en una nube de relaciones - digo nube porque el espacio físico en que se mueven sus personajes no es protagonista de la novela - que te obligan a pensar, a decidir si estás de acuerdo con ellos o no, a replantearte incluso alguna de tus acciones diarias o la manera de afrontar la vida.
Destinos y caballeros de Emilio Porta es un libro con clase, con arte, capaz de hacerte sentir que la Literatura, la de verdad, es fuente de conocimiento, de exploración, de sentimientos, de controversia, y que este autor se merece que a partir de ahora yo sólo le hable de usted. Por respeto y admiración. Sr. Porta, usted ya lo sabe pero…¡vaya cacho de escritor que es usted!
Ah, el libro está publicado en Sial Ediciones. Os recomiendo que para estas navidades regaléis este libro. Una maravilla. Yo lo voy a hacer.

Destinos y caballeros de D. Emilio Porta. Ediciones Sial.

16 comentarios:

Emilio dijo...

Esta es la más amable y bonita crítica que nadie ha hecho de "Destinos y Caballeros...". Querido Javier, me has emocionado, de verdad. Y me has hecho sentirme un buen escritor. Aunque sólo sea para lectores como tú. Cuando salió la novela, Santiago hizo una preciosa reseña. También Jose López Martinez hizo otra magnífica en la revista Mirador. Y recibí una espléndida opinión de otro buen autor y crítico, Jorge de Arco, así como de Faustino del Campo, en revistas e internet. Y luego felicitaciones del editor y amigos, entre ellos, claro, la prologuista, Montse Cano. Ahora tú, al cabo del tiempo, me pones en un lugar que, realmente, hace que cualquier desilusión carezca de importancia. Esto es un empujón en toda regla para la próxima. Y un gran empujón para la vida. Gracias, gracias, gracias...

Alicia dijo...

Javier, sé que leeré el libro. Sin embargo te agradezco el aviso de que necesitaré más tiempo del que pueda llevar otro libro de características similares, de ninguna manera podrían ser iguales. Con todo, eso ya lo preveía.

En tú comentario escribes que tras cada capítulo del mismo hay pensamientos, frases, situaciones que no puedes pasar por alto. A mi eso que tú cuentas con el libro me pasa simplemente con un comentario suyo... a veces simplemente con una frase suya.

Emilio es la persona que más me ha hecho reflexionar desde que hace casi un año caí atrapada en esta red de internet, cuál mariposa curiosa. Ese mundo interior suyo ha hecho que los que le leemos nos sumerjamos en el mundo interior nuestro.

Para mi es un escritor cuyo valor, a mi criterio, no es lo bueno que pueda ser en el círculo literario, todos estamos de acuerdo que lo es. Para mí su valor es que, tras la lectura de sus textos, no te deja indiferente. Te ayuda a conocerte mejor.

Besarkadatxu bat

Anónimo dijo...

Por alusiones... y aprovechando el espacio de Javier, tengo que, necesariamente, poner un comentario de agradecimiento, Alicia. Si ya estaba feliz con lo dicho por Javier ahora, con tu comentario, me siento un escritor que ha alcanzado sus principales objetivos. Si lo que escribo no os deja indirentes a algunos y va más allá de una mera expresión particular de sensaciones personales pues...no puedo pedir más a la vida. Gracias por hacerme sentir bien. Un beso.

Port

Anónimo dijo...

El talento,el sacrificio,el arte y la humanidad que encierran esas palabras que atesora el libro de un ser sensible, creativo, profundo, bondadoso con su propio destino, aunque, a veces, castigado por ser deliciosamente diferente, enriquecedor y visionario.

Hoy brindo por esa columna y por su autor que descubre, una vez más, lo que algunos sabemos: que eres único. Valió la pena estar viva esta mañana para leer esa crítica, magnífica, sentida, profunda, inteligente.
Gracias por hacernos soñar con realidades más justas, más agradecidas, más emotivas.

SULLY FUENTES,

Javier dijo...

Estimada Alicia:

Estoy totalmente de acuerdo contigo. El gran logro conseguido por el Sr. Porta, por lo menos en este círculo literario-amistoso es que nos ha puesto a pensar. Y eso hoy en dia no tiene precio. ¡Y fíjate que ya tenemos una edad en la que deberíamos haber empezado antes!Tener cerca a D. Emilio es un lujo.
Un beso

Anónimo dijo...

Totalmente de acuerdo contigo, Javier. Emilio además de ser un gran escritor, es una excelente persona. Siempre tiene una palabra de apoyo, de ánimo y de cariño. En cuanto a "Destinos y Caballeros", puedo decirte que leí la novela, después de su presentación, y que disfruté muchísimo con su contenido. Entre esas páginas está la sabiduría y el saber hacer de Emilio Porta, un grandísimo escritor de nuestro tiempo, del que me siento orgullosa de ser su amiga.

Javier, gracias por explicar, de forma emotiva y sencilla, las sensaciones que te produjo la lectura de esta maravillosa novela. Todos debemos recomendarla como regalo de Reyes.
Un beso.

Mila

Anónimo dijo...

Lo que voy a hacer es recomendaros a vosotros, Javier y Mila, como regalo de reyes. Vosotros si que sois un regalo. Y gracias, Sully, gracias de verdad por tu coment.

Emilio

Alejandro dijo...

Gracias, Javier, por este reconocimiento tan merecido a la valía de este gran amigo y escritor, al que debemos la calificación más alta en la literatura actual.

Aprovechando esta oportunidad, voy a retomar las palabras publicadas por Faustino del Monte (no del Campo, como se ha dicho), que escribía que en su opinión EMILIO PORTA "...Es un autor poco publicado y menos conocido de lo que él merece y muchos deseamos. De no rectificar a tiempo, ese será el pecado por el que algún día rezará mil penitencias el mundo editorial". El mismo autor, parafraseando a Louise May Alcott, cerraba su artículo asegurando que "los libros de EMILIO PORTA se abren con expectación y se cierran con provecho". No se puede decir más con menos.

(Puede leerse en mi blog: http://jandro-perez.blogspot.com/search/label/ART%C3%8DCULOS)

Abrazos para todos.

Alejandro

Anónimo dijo...

Alex, ja, ja, qué errata en la cita de tu amigo el crítico Faustino del Monte...y es que entre ambos apellidos sustantivos hay elementos de "naturaleza común". Una vez subsanada la errata y, como no quiero apropiarme del blog de Javier, dado que estoy invitado, pues...qué decirte que tú no sepas, querido compañero. Tus opiniones y sentido de la amistad siempre me abruman. Un fuerte abrazo, Alejandro.

Port

Javier dijo...

Sr. Porta, usted puede apropiarse de mi blog siempre que quiera y más aún en este caso. Es más creo que está obligado a hacerlo.

Anónimo dijo...

Gracias, Sr. Ribas. Hospedaje...y también mesa y mantel. Lo dicho, es Ud. un tipo singular. Comprendo que lo de Atmósferas, 100 relatos para el mundo fuera una iniciativa suya. Porque Ud. pone al mundo, a los otros, a los amigos, como prioridad. Es Ud. un individuo generoso, que es la virtud que más valoro en la vida. Un tipo que merece mucho la pena, además de como demuestra cada día, un magnífico escritor. Que sabe a quién llegar y, con su uso del lenguaje escrito, cómo llegar. Lo que está al alcance de muy pocos.

Port

Mari Carmen dijo...

“Algunos libros han de ser paladeados,
otros se engullen,
y sólo unos pocos se mastican
y se digieren por completo”

Javier, creo que esta cita, sacada del libro que estoy leyendo, es el resumen perfecto a tu crónica.
Estoy seguro que el libro de Emilio pertenece al tercer tipo de libros. Aquellos libros que siempre quedan en la memoria, aquellos que al leerlos te transforman quedándose adheridos a ti.
Emilio, con cada palabra, con cada frase, con cada entrada, con cada comentario, nos hace reflexionar, pensar, sentir ...y lo más importante, sin imponer su criterio.

Gracias Javier, te haré caso y disfrutaré del libro.
Un saludo.

Anónimo dijo...

Si lo que piensas de mi y de lo que escribo se resume en esta frase, Mari Carmen, ("Nos hace reflexionar, pensar, sentir ...y lo más importante, sin imponer su criterio) ya puedo descansar tranquilo y seguir escribiendo sin propósitos concretos, que en realidad es lo que hago: jamás me planteo al escribir un objetivo cara al lector. Otra cosa es que, como parece ser debido a vuestra indulgencia inteligente, mis amigos veais cosas que, curiosamente, algunas veces sí quiero decir, puedo transmitir. Eso se llama compartir. Y es lo más bonito del mundo para el que escribe. Gracias por tu comentario. Otro empujóncito más. Un beso.

Port

"Libros que al leerlos te transforman, quedan adheridos a ti..." dices también...Eso son palabras mayores para autores que todos tenemos en mente...En mi caso tantos...Rayuela de Julio Cortázar, El Aleph y los cuentos de Borges, El Lobo Estepario y casi toda la obra de Herman Hesse,
la de Dostoievsky, Pessoa, Virginia Woolf, Maiakovsky, Below, Kundera, Eco, Pavese, Aldecoa, Delibes...y muchos más...Maestros que han escrito y han reflexionado sobre la realidad y lo que abarca y nos han hecho subir los peldaños de la vida con la imaginación y el corazón.

Anónimo dijo...

Recuerdo a Emilio en los años que trabajamos juntos en una empresa de Publicidad, él como creativo y redactor y yo como ejecutivo. La verdad es que siempre le sobraba tiempo para hacer las campañas y escribir slogans de los que algunos fueron bastante conocidos. Creo que ya sabeis que le puso nombre al AVE, porque ganamos el concurso de Renfe para ponerle nombre al Tren de Alta Velocidad. Parecía que todo lo que escribía, aunque fuera un anuncio de detergentes, lo hacía con facilidad. Eso es lo que recordamos todos sus compañeros de hace unos años: sacaba una idea o un texto en unos minutos. Iba sacando, a la vez, pequeñas cosas literarias. Pero yo creo que, dejada la Publicidad y dedicándose por completo a la Literatura conseguirá, y yo me alegraré mucho, pues es un buen amigo, llegar a donde quiere.
Un lector que siempre fue tuyo, aún de tus "publicidades".

Jose Antonio

Anónimo dijo...

Contando secretos, eh, Jose... Como ya he contestado en mi página a tu comentario sobre mi entrada en el blog aquí sólo voy saludarte. Eres, como buen andaluz, un poco “exagerao” pero gracias, Jose Antonio. Un abrazo.

Emilio

Anónimo dijo...

Gracias, señor Ribas, por su entrada. He comprado el libro en La Casa del Libro, movida por la curiosidad. Y me ha sorprendido su contenido y el nivel de la prosa. Sólo darles las gracias a los dos por abrir nuevos cauces literarios a los lectores. Entro de vez en cuando en la blogsfera, a través links de amigos comunes. Y me encanta el proyecto.
Un saludo.

May Garcia Ramos.