lunes, 16 de noviembre de 2009

Una gozada

















Viñeta realizada por Enrique Gracia al tiempo que participa en la reunión. Los hay con capacidades múltiples.

Como muchos sabéis, el sábado tuvimos una reunión en Madrid a la que acudieron casi la totalidad de Escritores en Red. Una participación que me sorprendió porque hoy en día es muy difícil que la gente deje de lado su comodidad y atienda a este tipo de acontecimientos.


Más alegría me dio ver que en una reunión de escritores, se trataron con seriedad farragosos asuntos administrativos. Yo soy el primero que odia estos temas pero hay que reconocer que son necesarios si queremos ofrecer a otros escritores la tranquilidad de saber que Escritores en Red va a tener continuidad y que es una Asociación seria. Y no menos satisfacción obtuve cuando solicitaron voluntarios para realizar distintas actividades administrativas y de organización y en un plis-plas se crearon varios grupos de trabajo. Nadie dio un paso atrás, todos quisieron estar ahí. Prometo no veía nada igual desde muchos años atrás.


Una vez nos ventilamos esa parte, cenamos. A partir de aquí empezo lo más divertido, esta vez sí. Hablar con quien nunca lo habías hecho de viva voz pues sólo le conoces por su blog, reirnos de nostros y con los demás, presentar ideas, hablar de nuestros trabajos, disfrutar escuchando el de otros, ver cómo personas de ochenta y de veinte tienen cosas en común, y sentirse arropados por amigos que aman y practican este bello y difícil arte de escribir.
Un placer, un lujo hoy en día , con los tiempos que corren.

17 comentarios:

Pilar dijo...

Lujo fue tenerte al lado en esa cena, ajajja!
Pero qué razón tienes y que estupendo fue! A mi me encantó eh?
Hay que repetir en cuanto se pueda, a mi aunque no viva en Madrid no me importa nada moverme si es para estar en buena compañía!
Luego te mando unas fotitos!
Besoos

Anónimo dijo...

Es cierto, lo pasamos DE CINE DE CINCO ESTRELLAS. Deberíamos vernos con frecuencia.

Besitos.

Mila

antonio castillo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
antonio castillo dijo...

Hola Javier, perdona el comentario borrado, era mio y me estaba equivocando de blog, Tengo que confesarte que me has causado una esplendida impresión, aunque ya imaginaba que eras una persona estupenda a través de tus textos y comentarios. La experiencia de la otra noche fue maravillosa y yo creo que augura una feliz singladura para esta organización aún en pañales pero con un futuro muy esperanzador.

Manuel dijo...

Ah, Javier!... ¡Que ganas tenía de echarte la mano encima! (aunque me cueste empinarme, si)

Hay un "pero"... queridos compañeros:

¡El maldito tiempo pasó tan deprisa!

Sin excepción, mi más sincera felicitación a cada uno; mi abrazo más entrañable a todos por haber heho posible una noche con tanta magia.

Gracias.

Alicia dijo...

Javier, con lo que leo y lo que se adivina entre lineas queda claro que la jornada y velada del sábado fue un completo éxito. Sabes que me alegro de ello. Sois un buen equipo de buena gente y con una misma ilusión. Creo que esta es una más de las singladuras más de vuestro viaje que no ha hecho nada más que comenzar. Cómo en todo navio, de vez en cuando hay que renovar el equipo de mando para continuar con el rumbo marcado y si se cree conveniente no estaría de más abrir alguna nueva ruta.

Besarkadatxu bat

Anónimo dijo...

Siempre estás ahí, Javier, siempre nos queda el salón de tu casa para continuar la reunión, para que la noche no termine, para que el día se quede grabado todavía mas dentro en la memoria, más firme en el recuerdo...Yo creo que la reunión fue de confirmación de los afectos y de proyección de los sueños y marcar futuras rutas y caminos. Para los que están. Para los que sin estar, estuvieron. Y para los que estarán. Porque estos Escritores en Red son algo más que que un grupo de gente que busca. Son un grupo de escritores y personas que han encontrado.
Un enorme abrazo a todos, includidos los/las colaboradores/as.

Port

Enrique Gracia Trinidad dijo...

Lo dices todo tan bien, Javier; lo decís todos tan bien, que poco queda por decir.
Me sumo al placer de encontrar a los conocidos y conocer a los recién encontrados.
Una vez cumplida esta etapa magnífica, nos queda seguir escribiendo, trabajando, cumpliendo los objetivos que nos propusimos.
Un gusto.
Enrique

Javier dijo...

Pilar, fuiste el agua fresca que sacia al sediento. Necesitamos tener más fuentes como tú.
Un beso

Javier dijo...

Seguro que repetiremos. Las sensaciones fueron muy buenas.
Un beso

Javier dijo...

Antonio, creo que conocernos en persona nos ha venido muy bien a todos. En breve te envío la nota de ese par de proyectos que comentamos.

Ah, y quita la foto de tu blog y pon una actual. Ganas mucho en directo.

Javier dijo...

En efecto manuel me fui con ganas de más.Se nos han quedado tantas cosas en el tintero que nos obliga a otra. ¿Te va bien el día 16?
Un abrazote

Javier dijo...

Alicia, la nueva ruta la abriremos por tu tierra. Será la única forma de que navegues con nosotros. Eso es lo que queremos todos.
Un beso

Javier dijo...

Estimado Port, ya sabes que esta es tu casa, por lo menos la de primera parada. Luego te dedicas a las demás si quieres pero tenemos un compromiso de sangre. Lo siento, te he elegido como amigo. Un abrazo

Javier dijo...

Enrique, estamos ahí, con el rumbo marcado, dispuestos a empezar esta aventura. Ahora sólo hay que esperar a que los hados nos sean favorables.

Un abrazo

Alejandro dijo...

Querido Javier, me alegro de que te llevaras esa impresión que dices de tus compañeros. Creí que eso no sería para tí ninguna sorpresa, después del tiempo que llevamos compartiendo casa y jardín. A partir de ahora todo tendrá otra fuerza, la que nace de una unión cada vez más consolidada, porque ya ponemos cara y voz al compañero que nos arrima el hombro.
Agradezco a los ausentes (nunca seréis forasteros) vuestra visita, y me alegro que disfrutárais de la noche madrileña.

Un abrazo fuerte.

Alejandro.

Rosa dijo...

Querido Javier... Me encanta tenerte al lado en esta aventura que no cesa y cada vez me hace sentir mejor. Recuerdo con una sonrisa cada momento de la noche del sábado y de forma especial -algo así como mágico- el camino hacia ese bar que no terminaba de ser el nuestro. Un beso y gracias a todos por hacerlo posible.

PD. Antonio, comparto la sugerencia de Javier sobre la foto.