sábado, 10 de octubre de 2009

El verbo

Tal y como comenté en el post anterior, a mis alumnos de frontenis les recomiendo antes de cada tanto que sin prisa, pero sin pausa, paren, piensen y saquen. Es algo que estoy haciendo después de un año vertiginoso, para bien, en muchos aspectos.
Después de parar –cosa que ya he hecho – viene el pensar. Ahí estoy ahora. Para no tomar caminos equivocados, miro atrás revisando un poco la senda recorrida. Y gracias a que tengo el blog, que me recuerda muchas cosas que estaban ya en el cajón del olvido, puedo sumergirme en los inicios.
Cuando comencé esta tarea, por cierto agotadora pues te exige continuidad para que el proyecto tenga consistencia, lo hice destacando la sorpresa que me producía encontrar palabras nuevas. Así incorporé algunas que iba encontrando en mi periplo lector. La verdad es que fueron pocas pues la vorágine del blog, o las ganas de contar cosas, hacen que te desvíes del camino inicialmente marcado.
Estas vueltas atrás que periódicamente realizo, aunque siempre pensando en el adelante, me dan sorpresas. Y al final me llevan por donde yo aún no estaba mentalizado a transitar.
El otro día, me enviaron un e-mail en el que aparecía la palabra acezar (de hecho en el texto en Word que estoy escribiendo me la subraya en rojo). No la conocía. Su significado es jadear. Me llamó la tención tanto, que se me quedó grabada. Días más tarde, cuando estaba leyendo una novela larga, haciendo un gran esfuerzo porque hace mucho que no leo en papel, me encontré de nuevo con esta palabra. Y pensé en que el inicio fue el verbo, no sé porqué. .
Todo esto son marcas en el camino que me señalan la lectura, la novela, el conocimiento. Así que en esas estoy, leyendo de nuevo, buscando de nuevo, pensando otra vez, hasta no se sabe cuando.

13 comentarios:

Alejandro dijo...

Querido Javier, gracias por tu regreso. Ya te estábamos echando de menos desde tu "ausencia". Leer, es uno de los verbos más maravillosos. Nos decían en la escuela cuando éramos chicos que el verbo "indica lo que hacen o pueden hacer las personas, animales o cosas". Leemos, y leemos y no dejamos de leer, siempre estamos leyendo, pero leemos lo que antes han escrito otros, o lo que hemos escrito nosotros, pero cuando interveníamos como sujeto de otro predicado. "Escribir" y "leer" son dos transitivos inseparables, uno sin el otro no tiene razón de ser. Si además en el camino nos encontramos con verbos como acezar, que tu citas, podemos sentir su otra acepción: "sentir anhelo, deseo..." y entonces no dejamos de hacer ni lo uno ni lo otro: escribir, leer, reescribir, releer... Ves, amigo Javier, qué bien nos has hecho con tu verbo. Seguir es otro verbo. ¡Sigue, no pares! Un abrazo.

Alejandro

Emilio dijo...

A mi pasa lo mismo que a ti con algunas palabras...que me gustan por su eufonía y, además, por su semántica, y su casuística, incluso su casullística...No conocia acezar, y siempre se agradece aprender algo. En realidad, hay palabras que se parecen y significan cosas completamente distintas. Acezar me recuerda a azuzar. Y azuzar a achuchar...y achuchar...bueno no sigo en la escala de cariño o erotismo, según se mire. En cualquier caso, y después de esta breve introducción ( no te asustes lo que sigue va a ser igual de breve, je, je ) pues que eso, que a veces es hora de actuar y otras de pensar. Unos buenos "ejercicios espírítuales" son una práctica estupenda para prever y preparar con calma el futuro. Eso sí, no olvides nunca que en ese futuro estamos tus amigos. Estamos los que te queremos y necesitamos, Javier. Que en Escritores en Red me temo que somos todos, incluidos los y las colaboradoras. Y ese futuro parece que se presenta con amplios e ilusionantes horizontes.

Porque lo importante fue empezar. Y eso, los primeros, ya lo hicísteis. Y no habría fuerza subsiguiente sin esa buena base. Algo, mucho, de esa base, es tuya. Te pertenece moralmente. Está enraízada en ti y tu trabajo. Así que yo, que he llegado más tarde, quiero aprovechar para darte las gracias. Sin ti esto habría sido un espacio literario más. Contigo es un proyecto lleno de literatura, pero también de buen hacer en muchos otros aspectos. Un lugar diseñado desde la inteligencia y la sensibilidad. Que suelen ir juntas.
Un abrazo.

Manuel dijo...

Querido Javier, como persona sensible que eres; como ser inteligentísimo que reconozco en tí, no me puede extrañar que permanezcas atento a los signos que te llegan. Esa es la caracterísitca esencial para llegar al Conocimiento, venga este de donde venga.

Ya sabes que yo te espero, siempre cerca.

Un abrazo muy grande.

Javier dijo...

Estimado Alejandro:
Trabajas sobre la segunda acepción del verbo acezar. Y fíjate cómo son las cosas, del jadeo pasamos al anhelo, y como despues indica Port, con su habilidad innata a sacarle partido a todo, nos acercamos a azuzar, a achuchar, a..., al éxtasis místico de unos ejercicios espirituales cuyo colofón espero que sea esa reunión en Madrid de Escritores en Red antes de final de año y en la que por fín, pueda tomarme las cervezas prometidas con Manuel. Todo gira, todo va y viene, nos lleva por caminos desconocidos...me encanta esta vida.
Gracias por venir a verme.

Alicia dijo...

Javier, si un alumn@ de una de mis clases hubiéra leido el primer parrafo, me lo habría adjudicado directamente ja, ja, ja.
En euskera "Lan lasterra, lan alferra" es cómo el equivalente a "Sin prisa pero sin pausa" tuyo.
Lo siguiente que les repito muchas veces es que antes de hablar o escribir algo que piensen, ya que seguro que disminuirán la cantidad de los comentarios que, a su vez, aumentarán en calidad.
No conocía la palabra acezar, me la apunto por si me la vuelvo a encontrar.

Por lo demás disfruto y aprendo codeándome con tus compañeros. A todos les he encontrado su parte sensible, claro que eso cuándo consigo identificarles ya que con tanto cambio de personalidad... De todos me quedo con Carlos Gardel.

Me alegra tú presencia, qué fue el origen de la mía por estos lugares. Sabes que te tengo en una esquinita de mi corazón por haber sido capaz de darme tanto a cambio de nada. A todo además añade que hablas el mismo lenguaje que yo.

Un abrazo

Emilio dijo...

Alicia...yo tambien me quedo con Carlos Gardel. Por cierto, hoy se queda a dormir en casa..."aprovechando que no hay potero ni vecinos..."

Port

Rosa dijo...

Me alegra saber que eres tal como aparentas Javier. Y me gusta comprobar que eres tú mismo y te buscas a veces…

Todos mis respetos y un abrazo

Anónimo dijo...

Querido Javier: La reflexión, ante cualquier cincunstancia de la vida, es casi un ejercicio obligatorio. Detenernos en el momento necesario nos ayuda a decidir qué camino tomar. Yo me detengo a menudo: pienso, maquino, y generalmente continúo mirando hacia el mismo horizonte; quizá porque, en la cercanía, no diviso otro con mejor resplandor.
Me alegro de que hayas vuelto, aunque no te perdono que no hicieses caso a mi petición de entrar en mi blog: había algo dedicado a tí, y quería saber tu opinión.
Espero verte en la reunión de... ¿Noviembre? Seguro que lo pasaremos muy bien.
Un besito.
Mila

Anónimo dijo...

Querido Javier...
Tu ausencia yo no parece ausencia...casi da la impresión de una venganza, je, je...
Dichoso frontenis..nos va a volver locos a todos tus amigos...
Un abrazo.

Port

Javier dijo...

Mila, sé que a un amigo se le espera siempre. Poco a poco, vuelvo. Me paso por tu blog.
Un beso y gracias.

Pd.- Espero estar por allí en Noviembre.

Javier dijo...

Rosa, llevo toda la vida en búsqueda y captura. Pero- en voz bajita - te confieso que me gusta esta aventura. Seguro que si me llego a encontrar me vengo abajo.

Javier dijo...

Querido Port, lo del frontenis es mi gran afición. Desde que tengo uso de razón - si es que esto lo he tenido alguna vez - he tenido una raqueta en la mano. Pero bueno, a ver si puedo lidiar con dos amores.

Anónimo dijo...

Hi, as you may already noted I am fresh here.
I will be happy to get some assistance at the beginning.
Thanks and good luck everyone! ;)