sábado, 11 de julio de 2009

El dios


Mi afición al fútbol es esporádica. Veo algún partido de vez en cuando y si es posible en compañía. Es una buena excusa para echar unas risas.

Me acuerdo que cuando el Valencia club de futbol quedó campeón de liga en España, salí a la calle para ver el ambiente. Llegué a la plaza del Ayuntamiento de la ciudad y me dejé arrastrar por la fiesta. El colorido me gustó mucho, ví a la gente sonreír y disfrutar con la algarabía que se montó. Paseé una hora por allí y volví a casa pensando en la fuerza que tiene el fútbol como deporte de masas. Por supuesto, mi interés estaba en ese ambiente. No me interesó ni me quedé a ver la llegada de los futbolístas en su autobús descubierto, a esas 20 o 30 personas saltando dentro de un autobús y saludando a la gente como si hubieran conseguido la mayor hazaña del mundo. Eso no formaba parte del espectáculo que despertaba mi atención.

Os cuento esto para tratar de encontrar una justificación a la asistencia de 80000 personas a la presentación de un jugador de futbol en Madrid. Si yo fuí a ver cómo se ponía la ciudad por el motivo anteriormente descrito, tal vez podría intentar comprender lo de Cristiano Ronaldo en Madrid. Pero creo que no tienen nada que ver ambas situaciones. Sin ser futbolero, reconozco que como deportista ese hombre es muy bueno. Pero... ¿Qué coño hace toda esa cantidad de gente para ver la presentación? Ni siquiera se jugó un partidillo. Nada. Sólo habló un poco y dio la vuelta al campo. ¿tan importante es ir a ver eso?

Estamos haciendo dioses donde no los hay. La fuerza de la televisión es inmensa, la globalización nos ataca peligrosamente. ¿Cómo se sentirá un chaval de 24 años cuando viva eso? Seguramente todos vamos a querer imitar a ese joven jugador, le vamos a poner como ejemplo de vida, de objetivos, de metas. Pero yo no alcanzo a ver el resultado. Creo que el final de esto va a ser la decepción, la frustración, el desengaño. Y esto es muy peligroso. Demasiado peligroso para nuestra juventud. Alguien tendrá que avisar de los peligros que esto conlleva. Que no son pocos.

18 comentarios:

Carmen Silva dijo...

Mi comentario no tiene nada que ver con lo de Cristiano Ronaldo: Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Mi comentario va por Atmosferas: ¿Que te parece si escribimos cartas a los periódicos diciendo donde pueden adquirir el liro solidario? En el verano los periódicos estan escasos de noticias y a veces publican estas cosas. Si te parece bien dime como , cuanto y dónde y mandaré cartas a algunos periódicos de Madrid.

Carmen Silva dijo...

Mi comentario no tiene nada que ver con lo de Cristiano Ronaldo: Estoy de acuerdo en todo lo que dices. Mi comentario va por Atmosferas: ¿Que te parece si escribimos cartas a los periódicos diciendo donde pueden adquirir el liro solidario? en el verano los periódicos estan escasos de noticias y a veces publican estas cosas. Si te parece bien dime como , cuanto y dónde y mandaré cartas a algunos periódicos de Madrid.

Anónimo dijo...

Si lo de ese chico es lamentable... y el pagar 94 millones de euros por un futbolista, todavía más lamentable. Aunque sea un negocio, ética y estética deberían ir unidas. Aquí se rompe algo. Y más cuando sabes que hay gente en algunos países africanos que subsisten con un euro al día. Y encima, el chico es un impresentable como ser humano: ególatra, superficial, con comentarios como: "Yo valgo eso y más..". Si, lo de los 80.000 cretinos yendo a su presentación es un buen indicador de donde estamos...Y eso que a mi me gusta el futbol como deporte, me gustan los deportes en general...pero esto no es ni deporte, ni vida. Así que Javi, espero que el Madrid no se lleve a Villa ni a Silva y no salgan de "tu" Valencia, para no añadir más tristeza al vergonzoso espectáculo de las transacciones "humanas"...aunque llamar humano a Cristiano Ronaldo, un chaval cuya máxima aspiración es comprarse cada año un nuevo Ferrari de 80.000 euros y gastarse en una cena con Paris Hilton otros 27.000 euros es mucho llamar...

(Y vale, mañana pongo algo más en mi página...gracias por tu comentario).

Emilio Porta

Alicia dijo...

Como madre y educadora estoy completamente de acuerdo contigo.
Ante tales desaciertos sólo nos queda transmitir nuestros criterios a los jóvenes que tenemos en nuestro entorno.Es una pena dónde están quedando los valores y además de forma tan públicamente consentida.
Besarkadatxu bat.

Manuel dijo...

Por suerte no soy nada aficionado al futbol, Javier. Pero, por curiosidad, este tipo de cosas me llaman la atención.

Y, por alguna razón (quizá porque soy un firme adicto a la "teoría de la conspiración"), todo esto me lleva a recordar aquello otro de EL HUEVO DE LA SERPIENTE.

Puede que una inteligencia más allá de donde sabemos controlar nosotros, esté dando a esas masas de 80.000 u 8.000.000, lo que necesitan para NO vivir, para NO pensar. Un uniforme de embrutecimiento e incultura que perpetúe la estructura del PODER.

En cualquier caso, reflexiones como esta tuya, son muy necesarias. Gracias.

Rosa dijo...

Te voy a desvelar el secreto Javier, porque yo no sabía quién era Cristiano hasta que oí a mi hija decir varias veces en voz alta, delante del televisor: "... pero mira que está bueno"... ¿Sabes si las 80.000 personas que fueron eran mujeres en su mayoría?. Jajaja!. No todo viene de la mano del futbol siempre. Besitos

Mechas dijo...

Muchas veces prefiero enterarme de las cosas que pasan directamente por tus comentarios que por cualquier tipo de prensa. Todavía vive el sentido común... Menos mal que te dedicas a esto.

tag dijo...

Pues a mi si que me gusta ver algunos partidos de futbol, sobretodo si juega el Valencia, porque es el equipo de la mayoria de mis hijos y amig@s.
Pero verdaderamente esto de Ronaldo, no tiene justificación.
Me parece una verdadera injusticia y una verguenza para la sociedad,con el paro que hay y con los sueldos tan escurriditos que cobran la mayoria de los que tienen la suerte de tener trabajo,
pagar esa fortuna por fichar a un jugador, por muy bueno que sea....
es generar en la juventud el desencanto, el desanimo en los estudios, y el agravio comparativo.
¿Porque se tiene que pagar fortunas a un futbolista, y cualquier profesion ejercida por jovenes titulados universitarios, se tienen que conformar siendo mileuristas?
No lo entiendo, desde luego.
Un abrazo

Miguel Ortega isal dijo...

Estimado Javier:
Que razón tienes.
Se está envileciendo a la juventud poniéndoles de ejemplo a seguir lo zafio, lo vulgar, y chabacano en los programas del corazón y en tantos otros.
Se desprecia el esfuerzo, se permite pasar de curso con varias asignaturas pendientes.
Es un plan perfectamente estudiado para eliminar a los mejores.
¡Qué nadie sobresalga! LA IGUALDAD DE LOS MEDIOCRES.

Javier dijo...

Hola Carmen:

Por supuesto que puede spromover Atmósferas. Pero desde ya. Todo suma. Hale, a trabajar.

Un beso

Javier dijo...

Emilio:

Hoy pasaré por tu página a ver si de verdad estás trabajando. ¡Como no lo hayas hecho, prepárate!

Un fuerte abrazo

Javier dijo...

Alicia:

Voy a instaurar el lazo verde, el color de la esperanza, para que nos unamos nuestras voces en la protesta por todo este desatino.Ya te contaré.

Un beso

Javier dijo...

Manuel:

Trato de reflejar las cosas más comunes que se heblan en mi entorno. Las dudas ue muchos tenemos y los dislates que estamos obligados a soportar. Está llegando el momento de la protesta. Algo hay que hacer.

Un fuerte abrazo

Javier dijo...

Rosa:
Entiendo perfectamente la admiración hacia la belleza y el esfuerzo que conlleva. De hecho tengo un relato sobre esto,claro que desde mi punto de vista, que ya sabes que es un poco alocado. Sólo que hay que llevar las cosas a su justo término. Pero claro, eso es lo difícil.

Un beso gordote

Javier dijo...

Mechas:

Gracias por leerme. Pero ya sabes que el sentido común es el menos común de los sentidos. Ya sabes que muchas veces intento anteponer la racionalidad a muchas cosas. Tal vez de una forma un poco exagerada, pero creo que es lo máximo que el ser humano puede ofrecer

Un besazo de montaña gigante.

Javier dijo...

Hola Tag:

Hay cosas difíciles de entender. Lo de los mileuristas universitarios. En el mejor de los casos son cinco años de preparación intensiva para no tener más sueldo que el de un peón. Pero hay que convencer a los chavales que eso luego cambia, que la tortilla da la vuelta y que con este sistema que esstamos inventando, en poco tiempo los universitarios preparados van a tener una demanda increíble. Ya lo verás. Ánimo a quienes se quieren labrar un futuro vía la educación. Aunque al principio haya que sufrir un poco.

Ah, y vixca el Valencia (espero que encuentren el camino)

Javier dijo...

Hola presi:

Pues justament eese es el miedo que tengo. Los malos ejemplos para los jóvenes. Menos mal que los hay muy sensatos y que saben distinguir, pero a algunos este sistema les va a costar la vida, el futuro, sus proyectos y todo lo que venga por delante. Para eso tenemos que estar nosotros, para intentar explicarles que los valores que de verdad valen y funcionan son otros.´Seguro que alguien nos escuchará.

Un fuerte abrazo

Javier

Buch dijo...

Bueno, pero yo, que soy aficionado al fútbol desde siempre, y, creo que para siempre, me dije a mi mismo que yo jamás iría a la presentación de un jugador, que solo me interesaba el jugador jugando, pero no saludando o haciendo el chorra.

Pero a lo mejor yo, con 10 años, sí que lo haría. Eso ha existido siempre ¿no?.
Me gusta tu estilo "sentidocomunístico".