domingo, 24 de mayo de 2009

¡Habrá que volver a escribir!

Tras un breve alejamiento del blog, como siempre por motivos del frontenis (deporte al que soy algo más que aficionado), vuelvo a estar por aquí.
Últimamente casi todas mis entradas son monotemáticas y esto tal vez aburra. De hecho hay quien me pregunta si yo escribo. Y la verdad es que casi, casi, podría contestarle que sí pero en pasado. Así que voy a retomar dos o tres ideas que tengo guardadas en el cajón y a ver si soy capaz de ponerlas en marcha. Reconozco que me da miedo enfrentarme al folio (ahora pantalla) en blanco. Que me cuesta mucho esfuerzo cada palabra, cada frase, cada imagen (bueno, cuando pongo alguna es un milagro). Eso sí, cuando está finalizado el trabajo, la emoción es muy grande. Y luego parece que cada relato lleve su vida propia, al margen de los otros. Transitan cada uno de ellos por rutas desconocidas. Siempre me sorprende el camino que toman. Y tal vez esto último es mi motivación:crear algo y ver su desarrollo. Eso sí, como buen padre que intento ser, al igual que con los hijos, pongo mi granito de arena para que ese recorrido sea interesante.

15 comentarios:

JL dijo...

Claro que sí... ahora que "Atmósferas" ha alcanzado la mayoría de edad seguro que encuentras un poco de tiempo para "tus cosas".
¡Animo!

Javier dijo...

JL, aún no ha acabado de alcanzar la mayoría de edad, pero soy de la opinión que a los adolescentes hay que dejarles cuerda. Y no poca, que los sobreprotegemos. Lo mejor de todo es que luego te suelen sorprender agradablemente y te permite soltar la cuerda. Eso sí, soltarla pero no dejarla olvidada.

(Tendré que iniciar el manual del buen padre)
Un abrazo

rosa dijo...

Me alegra que, tras ese periodo necesario, seas aún mas generoso con nosotros y nos permitas leerte Javier, porque te echamos de menos.

Gracias por tu esfuerzo y tu renuncia -como buen padre- a tí mismo.

Un abrazo

Pilar dijo...

Eso Javier!! escribe algo!! Y lo que hemos hablado! Que la montamos aquí! Seguro que nos sale muy bien y que Rosa y Manuel se apuntan! jaja.
Besos

Alicia dijo...

Javier, supongo que el tránsito a lo que eras antes de sacar adelante el proyecto Atmósferas te requerirá un periodo de adaptación. Seguro que pronto te vendrán las "musas" a hacer una visita.
Yo creo al utilizar la palabra miedo te has equivocado, en todo caso será respeto porque te gusta hacer las cosas bién. Si alguien dice lo contrario pasa aviso que 100 personas vamos a declarar en tu favor ja,ja,ja.
La primera frase de Atmósferas ha ido como frase semanal en La nieve. Como cada frase siempre va acompañada por una imagen, espero que no te moleste que haya puesto la tuya primaveral.
Besarkadatxu bat

jordim dijo...

buf, los adolescentes son como veletas, pero invisibles..

Manuel dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Manuel dijo...

Como ahora se que te espero, te propongo escribir en mi lugar favorito: la barra de algún bar que nos llene las horas de cariño y compáñía.

Un abrazo estrecho mientras te espero.

Javier dijo...

Hola Rosa, intento escribir pero la fuerza de Atmósferas me tiene cogido por las orejas. Nuevas noticias, alegrías, en fin, que de momento es difícil que me pueda escapar. ¡Hemos creado un monstruo! Je.

Javier dijo...

Alicia, gracias. Aunque no se yo si esa foto primaveral no estropeará tu blog.

Gracias por todo.

Javier dijo...

Pilar, nos vemos en tu tierra. Sé que vas a organizarla y bien. Hay varios que te tenmos más miedo que a trueno.

Un beso

Javier dijo...

HOla Jordim, bienvenido a esta casa. De verdad, te digo que quien se ha vuelto invisible soy yo. Algún día escribiré un relato sobre esto.
Un abrazo y nos leemos.
Javier

Javier dijo...

Manuel, en breve vamos a llenar esa barra conjunta. Que se prepare el mundo que en unos dáis lo vamos a dejar más que organizado.

Un abrazo

Javier

Anónimo dijo...

Javier...

Pero si tienes tu maleta llena de cosas...!cómo quieres que quepan los últimos escritos!. Aunque no pesen - porque en la red, el peso es simbólico, vamos, que no se nota - seguro que tendrás que mover los nuevos desde tu cerebro al teclado y los ya escritos, los guardados, sacarlos del baul imaginario y ponerlos al alcance de tus lectores que, gracias a tu modo de entender la literatura y la vida, cada vez son más. Y es que tu casa electrónica tiene más habitaciones que ninguna. Y eso la hace especial. Bueno... pues baja de la alacena un postre...y vuelve a invitarnos. Los platos anteriores siempre fueron extraordinarios.
Un fuerte abrazo campeón.

Emilio Porta

Carmen Silva dijo...

Que triste es esto. Ayer hice un comentario y hoy voy a leerlo y lo único que encuentro es mi nombre. Menos da una piedra. Javier: Yo soy una de las fundadoras del Grupo Literario Tintaviva, de la Cultural Telefónica y tenemos un local en la plaza de Cristino Martes. Si te parece puedo proponer para el próximo curso que se presente allí atmosferas. Es un libro encantador y todo, todo el mérito es tuyo.