viernes, 27 de marzo de 2009

WANTED SE BUSCA


No tienes derecho a dejarme solo. Quienes dependemos de tí, quienes esperamos las entradas de tu blog con ilusion, estamos huérfanos. Yo soy tradicional en mis costumbres. Si durante meses me has mantenido expectante pero sabiendo que antes o después (máximo tres días) aparecías por tu blog, ahora no tiene derecho a ofrecerme el silencio. Me he acostumbrado a tus versos rotundos, profundos y enigmáticos, has conseguido que fueran nuestra droga. Y ahora...desapareces.

Me queda el temblor del mono, la duda de si seré capaz de superar esta adicción. Y me has quitado también ese chute de adrenalina que provoca cuando te da por meterte en asuntos sociales. No te importa utilizar tu pluma para golpear con precisión a quien se lo merezca. Sin miramientos, sin contemplaciones. Leer uno de tus artículos, cuando lo haces mediando el enfado, es un disfrute por su frescura, originalidad, fuerza y fiereza.

Y todo esto me lo has quitado. Me has dejado huérfano.

Creo Manuel que ya toca volver. ¡Ya está bien!
Pd1.- Confío que Filipinas no entre dentro del Triángulo de las Bermudas.
Pd2.- Y no hace falta que te recuerde el pastón que te dejaste arreglando tu casa, cambiando la pintura, decorándola. ¿Para qué?
Pd3.- Quien quiera ver el palacete de Manuel, aunque será un poco penoso porque reina el silencio puede hacerlo en http://manuelmartinez-carrasco.blogspot.com/. Eso sí, si alguien consigue que le abra la puerta, que me avise.

4 comentarios:

Manuel dijo...

Vale, vale... me has convencido. Anda, pásate por casa que te he preparado un vinito y unas tapas para hacer boca.

Y gracias por estar siempre ahí.

Un abrazo lleno de ganas de verte.

Ella dijo...

Pues eso... que venía a chivarme, pero ya se ha delatado solo :)
Un saludo.

Javier dijo...

Hombreeeee, el aparecidooooo,....

Me voy para allá, espero que hayas preparado unas buenas fotos, un buen vino, y muchas ganas de contar.

Con tu permiso, le invito a Ella, por si quiere venir.

Un abrazo a ambos.

Pilar dijo...

Es que cosas tiene Manuel!! desaparecer tanto tiempo!! nos deja "abandonaos" sin un sorbo de su vino, ni un acorde de su guitarra, ni una triste foto de sus andaduras por estos "mares de Dios". Ais, que cruel...
Apoyo esta llamada de atención!!
Y me alegro de tu vuelta a los comentarios de mi blog.
Besos mil