martes, 19 de agosto de 2008

Exámen sobre la envidia

Para ver si de verdad has entendido el post anterior, creo que lo mejor es que contestes con sinceridad a las preguntas siguientes.
- Si te dijeran que un amigo se va de vacaciones y tú ya las has terminado o no tienes, ¿te afectaría?
- Si además, tu amigo, en esas vacaciones va a hacer lo que más le gusta como pasear, leer, nadar, hacer deporte y otras cosas menos confesables, ¿te alegrarías profundamente?
- Si además tu amigo desconecta el móvil para estar ilocalizable ¿te sentaría mal?
- Si, de vez en cuando, durante esos días en que tu amigo está alejado del mundanal ruído, recibieras un mensaje en tu móvil que dijera: "¿Me puedes recordar cómo me llamo, quien eres y dónde trabajo? , porque se me ha olvidado" ¿Le perdonarías algún día?

Bueno, si has llegado hasta el final de este test y has contestado, es que lo que haga ese amigo tuyo te efecta. Espero que para bien, porque si es envidia, él ya no puede hacer nada por tí porque está subido a la escalerilla del avión , rumbo no se dónde.

Vuelvo en Septiembre. No os olvideis de mí.

Gracias por estar ahí.

Pd.- el último post debería haber sido sobre una película, pero la dormí tan agusto que no vale la pena nombrarla. Ah, estaba basada en un cuento de Chejov.

Javier

miércoles, 13 de agosto de 2008

Envidia


Tal y como comenté en la anterior entrada, me he dedicado a la búsqueda de información sobre los pecados capitales. Y en efecto, el asunto no sólo no me ha defraudado sino que me ha hecho disfrutar mucho, dándome un montón de ideas para el primer relato de esta serie que voy a intentar preparar. De todas maneras, aunque no hubiera conseguido el fin último, sólo por la información que he recibido, ya vale la pena. Reconozco que en mi círculo me he puesto un poco pesado con este asunto porque me ha absorbido, convirtiéndome en monotemático, pero para eso están los amigos, para aguantarme un rato con estas locuras que me dan de vez en cuando. Y, entre nosotros, creo que ellos también han disfrutado aunque les cueste un poco reconocerlo.
El primer pecado capital sobre el que he trabajado ha sido la envidia. Como siempre, vayamos al diccionario de la Real Academia, dice así:
(Del lat. invidĭa).
1. f. Tristeza o pesar del bien ajeno.
2. f. Emulación, deseo de algo que no se posee.

La palabra envidia proviene del vocablo latino ‘invidere’ que significa “mirar con malos ojos”.

Uno de los aspectos que más me han llamado la atención sobre este sentimiento – digo sentimiento porque la palabra pecado tiene unas implicaciones religiosas que, para mí, limitan las perspectivas - es la cercanía del objeto de la envidia. Porque la envidia además de sentimiento supone acción.
Como dice Elena Ochoa: ““Cuando alguien como nosotros logra con éxito lo que habíamos depositado en el baúl de los sueños, cuando otro consigue aquello a lo que habíamos renunciado, nuestro ego a veces no puede soportarlo, sobre todo si ese alguien, ese otro, está cerca en el tiempo, en el espacio, en edad, en reputación, en nacimiento. Es decir, si es el hermano, el vecino, el amigo, el colega, el conocido” Y esto destapa el sufrimiento o la furia del envidioso pues estropea y, en ocasiones, anula completamente el placer de la admiración, el gozo de la amistad, la utilidad del compañerismo y la solidaridad, el júbilo por los logros de otros, la contemplación de la belleza, de la habilidad, del ingenio y, también a veces, el simple deseo de emular al mejor.

Como no soy experto en estos temas, os dejo un par de direcciones en las que podréis leer algunos artículos que me han gustado mucho. Amenos e interesantes. Destaco el articulo de Alfonso Fernandez Tresguerres http://www.nodulo.org/ec/2003/n012p03.htm a quien por cierto, guardo en mi lista de direcciones porque creo que voy a disfrutar mucho leyendole. Ya me contaréis.
(Psicología de la envidia por el Dr. Cecilio Paniagua) http://www.larebotica.es/larebotica/secciones/expertos/envidia/index.html

Ya que descubrir al envidioso no siempre es fácil, ahí os dejo la posibilidad de hacer algún test para ver hasta qué punto tenemos este problema. http://www.portalmix.com/comoeres/test10.shtml



Claro, que también se puede recurrir a la música http://www.enplenitud.com/nota.asp?articuloID=10758

E incluso a métodos alternativos, si el caso ya tiene poco remedio.
Rituales para protegerse de la envidia http://www.femenino.info/23-07-2008/trucos/rituales-para-alejar-la-envidia

Conjuros contra le envidia http://www.brujasweb.com/2008/06/conjuro-contra-la-envidia/


Y una vez curado, ¿qué mejor que dedicarse a hablar de la envidia con plena libertad? Ahí dejo unos enlaces a ¿”tags”? sobre la envidia
http://es.wordpress.com/tag/envidia/
http://www.blogalaxia.com/tags/envidia


Claro que siempre viene bien alguna frase hecha o refrán para revestir el conocimiento que tenemos sobre este asunto
http://www.proverbia.net/citastema.asp?tematica=321
http://www.citalandia.com/frases_celebres/envidia/
http://es.wikiquote.org/wiki/Envidia

Así que hemos conseguido conocer la envidia, detectarla, curarla, y casi, casi, dar cursos sobre ella. Podemos pues ir a descansar contentos. Pero antes de dormir, sería bueno hacerlo con alguna lectura interesante. ¿Qué tal unos cuentos sobre la envidia?
http://cuentosparadormir.com/valores/cuentos-de-envidia



¡Que los disfrutes! Espero que dentro de poco puedas leer uno mío sobre la envidia.

domingo, 10 de agosto de 2008

Pecados Capitales



Como siempre, voy buscando fuentes de inspiracion que me permitan redactar un nuevo relato. Una anécdota, una persona, un paisaje, una idea... y siempre sale algo. Pero ese algo, en innumerables ocasiones, no se refleja en papel. Tal vez porque queda flojo, porque le falta fuerza, porque no dice lo que yo quería expresar e incluso, muchísimas veces, porque soy incapaz de desarrollarlo. Así, casi cada día, tengo un proyecto de escritura que como veis através de mi blog, pocas veces, o casi ninguna, tiene un buen fin.


Pero como no pierdo la esperanza de que de repente aparezca esa idea o esa trama - esa que me lleva a desconectar del mundo y que durante un tiempo me mantiene aislado de todo, y que me obliga a levantarme de madrugada para escribir sin dejarme apenas tiempo para el sueño - sigo tratando de encontrar el inicio del hilo conductor.


Por eso hoy, que me he despertado un poco libidinoso, me he acordado del pecado. Sí, podría ser una buena idéa para un relato. Y buscando, buscando, he llegado hasta los pecados capitales. ¡Vaya fuente de inspiración! Como en la web hay de todo, he encontrado através de Wilkipedia la entrada a ellos. Os la copio y pego, porque creo que puede dar mucho juego. A mí ya me tiene pensando en una serie de siete relatos. (Anticipo que esto no quiere decir que sea seguro que me ponga a escribir o que lo lleve a buen puerto, pero abre posibilidades. ¡Que luego recibo un montón de e-mails diciendo que dónde están esos relatos y no me gusta defraudar a los lectores!).


Los Siete Pecados Capitales son una clasificación de los vicios mencionados en las primeras enseñanzas Cristianas católicas para educar e instruir a los seguidores sobre moralidad. La Iglesia católica romana divide los pecados en dos categorías principales: los "veniales", aquellos que son relativamente menores y pueden ser perdonados a través de cualquier sacramento de la Iglesia; y los "mortales", los cuales, al ser cometidos, destruyen la vida de gracia y crean la amenaza de condenación eterna a menos que sean absueltos mediante el sacramento de la confesión, o siendo perdonados después de una perfecta contrición por parte del penitente. Comenzando a principios del siglo XIV, la popularidad de los Siete Pecados Capitales como tema entre los artistas europeos de la época eventualmente ayudó a integrarlos en muchas áreas de la cultura y conciencia Cristiana a través del mundo.
Listados en el mismo orden usado por Gregorio I, el Magno (c.540(?)-604) en el siglo VI y después por Dante Alighieri en la Divina Comedia (c.1308-1321), los Siete Pecados Capitales son los siguientes:
Lujuria
Gula
Avaricia
Pereza
Ira
Envidia
Soberbia
Cada uno de los Siete Pecados Capitales tiene un opuesto correspondiente en las Siete Virtudes. Así mismo, el octavo pecado capital Vanagloria fue eliminado por Santo Tomás de Aquino.
La identificación y definición de los Siete Pecados Capitales a través de su historia ha sido un proceso fluido y, como es común con muchos aspectos de la religión, la idea de lo que cada uno de estos pecados envuelve ha evolucionado con el tiempo. Este proceso ha sido auxiliado por el hecho de que se hace referencia a ellos de una manera incoherente o codificada en la Biblia y como resultado, se han consultado otros trabajos literarios o eclesiásticos para conseguir definiciones de los Siete Pecados Capitales. Purgatorio, la segunda parte de la Divina Comedia, casi ha sido la mejor fuente conocida desde el Renacimiento (c.~1400), aunque muchas interpretaciones y versiones posteriores, especialmente denominaciones más conservadoras de los Protestantes Pentecostales, en vez han mostrado la consecuencia para aquellos que cometan estos pecados como un tormento eterno en el Infierno, en vez de la posible purificación a través de la penitencia en el Purgatorio.
En 2008 se ha publicado una actualización del concepto en los denominados siete nuevos pecados capitales, con una atención especial hacia los llamados pecados sociales.






Esto último de los pecados sociales lo pondré en cuarentena ya que soy un clásico, y estas "modernores" tengo que meditarlas bien.




Bueno, espero que me/nos sirva para escribir y para evitar el infierno.






lunes, 4 de agosto de 2008

Cena entre amigos 2001



Otra vez he tenido suerte. Esta fenomenal película (aunque tal vez debería hablar de fenomenal obra de teatro bien llevada al cine) tiene unos diálogos excelentes. No me extraña porque el autor de la obra original es un tal Donald Maguiles, ganador del premio Pulitzer de teatro 2000. No es que conozca a este autor, pero tras ver la peli, quise averiguar quien era capaz de plantear esos diálogos y ese desarrollo de la trama. Porque me ha gustado mucho. Pone enfrente dos modos de ver la vida en pareja, dos finalidades distintas, y lo hace con tanto acierto, con tanta elegancia, que ayuda a comprender ambas posiciones. Eso sí, él demuestra que son formas incompatibles entre sí de ver las relaciones personales, pero no por ello una es más razonable que la otra, o una pueda ser más criticable que la otra. En fin, qué razón tienen los refranes"...todo depende del cristal con que se mira..."

Recomiendo a quien pueda verla que lo haga. Eso sí, con el oído abierto, con la mente despejada y con la capacidad de crítica para ambas posiciones. Los actores están bien, pero no puedo quitarme de la cabeza a Andi MacDowell en su anuncio de champús.


Además, mirando webs de cines, he encontrado una que me ha llamado la atención. Es que en internet hay de todo. http://www.eldoblaje.com/, que como su nombre indica, está dedicada al doblaje. Puedes ver qué actores españoles doblan a algunos extranjeros.


No he encontrado mucho sobre Donald Margulies, pero no obstante, os dejo aquí una pequeña biografía. Si encontrais algo por Internet, me avisais.



Donald Margulies
Dramaturgo estadounidense nacido el 2 de septiembre de 1954 en Brooklyn Nueva York. A
temprana edad acudía a espectáculos teatrales en Broadway de la mano de su padre, un
modesto vendedor de papeles pintados con una renta limitada. Más tarde el joven Margulies
estudio artes visuales en el Instituto Pratt, luego se graduó en dramaturgia en la universidad del
estado de Nueva York.
En la década de los años 80 colaboró con el famoso Public Theatre de Joseph Papp, escribió su primera
obra en 1983 “Encontré un cacahuete” siendo estrenada en el off Broadway. En 1991 da el salto definitivo
al ganar un Obie a la mejor obra americana con “Visto y no visto”. Más tarde en 1996 logra un segundo
Obie con “El apartamento modelo”.
Desde entonces ha estrenado más de diez obras en Nueva York entre las cuales figuran “La comida
campestre de la familia Loman”, “Sueño quebrado”, “Zimmer” y “Luna Park”.
Con “Collected Stories” fue finalista al Pulitzer del año 1997 y consiguió la máxima distinción del círculo
de la crítica de los Ángeles. Tres años más tarde en el 2000 consigue el Pulitzer con “Cena entre amigos”
Con esta trayectoria Margulies confirma la mejor herencia y tradición del realismo en la escena
norteamericana, esa que representa Miller, Wilder, Odets, Rice...
En la actualidad vive en New Haven, Connecticut donde sigue escribiendo, es miembro de la universidad
de Yale e imparte clases como profesor de dramaturgia

sábado, 2 de agosto de 2008

No tengo tiempo

Me es imposible mantener este blog. No tengo tiempo. Entro en internet con la determinación inexcusable de actualizar y a partir de ahí, empiezo a sufrir. Estoy dentro del mundo www, trato de organizar mis pensamientos para reflejarlos en papel y, de repente, me asalta la curiosidad. Ya que estoy aquí, quiero ver qué hace (qué cuenta, que escribe) mi socio - y sin embargo amigo - Santiago Solano. Y entro en su blog. Y me engancha. Me paso dos horas leyendo todos sus escritos del último mes. No lo puedo evitar. Y termino con mi tiempo disponible para dedicarlo a la tarea de escribir. Quien quiera entenderme que se pase por allí - su direción está en mi listado de amigos.
Vuelvo en otro momento y, de nuevo, lo mismo. Pero esta vez con Gloria de Frutos. Imposible no caer rendido ante la tentación de entrar en su blog. Y una vez allí, allí te quedas. Me gustaría reñir a Gloria por robarme el tiempo. Además, y con mas pecado, es que me araña esos minutos que tenía dispuestos para comentar su último libro. Esa colección de relatos titulada "Valjai para dos lunas" en el que la muerte aparece no como un sufrimiento, sino como un destino aceptado. Relata con un lenguaje sencillo, haciendo que las cosas que todos consideramos pequeñas adquieran gran importancia. Y hace poesía con la prosa. Y además, decide y demuestra que la ironía y el sentido del humor no están reñidos con la literatura.
Así que tampoco Gloría me deja mantener mi blog. Ella se lo pierde. No hablaré de su libro.
Y claro, como ser curioso que soy, paseo por otros blogs amigos y miro en internet palabras desconocidas que me dan ideas para otros comentarios y decido cambiar de asunto para el siguiente, y se me queda en el tintero el anterior porque he encontrado otro tema nuevo que me lleva a otras páginas que despiertan mi curiosidad, y vuelvo a perder el tiempo leyéndolas y avergüando cosas nuevas que a su vez me llevan a otra gente de la que me gustaría hablar y....
¡Que no, que me voy a ir corriendo y desaparecer, que esta presión no hay quien la soporte!
Y todo por culpa de mi amigo- y sin embargo socio- Santiago Solano.