viernes, 5 de diciembre de 2008

Notas de un viaje.


Hola a todos:


Ante todo deciros que he estado cuatro días fuera de casa - desde el Domingo - por motivos de trabajo. Con los horarios maratonianos, para aprovechar la salida, acababa reventado y lo único que deseaba era dormir. Hoy vuelvo a la rutina -¡bendita rutina!


Quiero comentar lo que he visto por ahí. Ya sé que estamos un poco pesados con esto de la crisis, pero es nuestro día a día y no podemos obviar este asunto.


He de decir que que haberla, hayla. Y dura. Pero frente a ella me ha sorprendido encontrar un tipo de actitud que me preocupa. Casi un 50% de la gente con que he estado hablando, está paralizada. Han decidido que esto no tiene remedio y rezan para que se acaba cuanto antes. Pero el asunto les desborda y no saben qué hacer. Reconozco que en estos momentos yo tengo una posición privilegiada y que así las cosas son más fáciles, pero creo que ahora lo peor que hay es quedarse parado. Hay que tomar la decisión de escoger camino y hacerlo. Hay que ponerse en marcha. Con ilusión y ganas. Desde luego, sin falsos optimismos, pero hay que caminar. Imaginación y empuje. Como no vamos a resolver nada es quedandonos parados, en espera de que un golpe de suerte nos libre de esta situación.

Estamos en una situación difícil, sí, pero tengo claro que si al final de este recorrido no acabo bien, por lo menos tendré la satisfacción de haberlo intentado. Yo no me perdonaría nunca el quedarme quieto.


2 comentarios:

NATAMAR dijo...

Hola Javier, yo nunca me hubiera imaginado que dijeras esto, que solo querías dormir, tu siempre has sido incombustible, total has trabajado un poquito, no ha resultado maratoniano, ahora bien siempre optimista, ese espíritu es lo principal que lo mantengas mucho tiempo, ya que para el anfitrión la botella esta medio vacía pero para Javier, como el invitado, siempre medio llena.

Javier dijo...

¡La edad no perdona! Me hago mayor y lo que gano en sensatez lo pierdo en energía! ¡Y aún no sé qué es mas divertido!
Un abrazo

Javier