viernes, 10 de octubre de 2008

Crisis, ¡What crisis!


La verdad es que ando mareado con esto de la crisis. Tengo claro que la gente de a pié está asustada con la situación y que los de arriba están más que despistados. Veo que las soluciones que se plantean parten todas desde arriba hacia abajo, tratando de salvar el pellejo de los mismos que nos han metido en esto sin tener en cuenta que ellos ya tienen resuelta su vida y por tanto no tienen ni prisa ni necesidad.

Tal vez haya llegado el momento de cambiar el ángulo de visión y plantearse qué ocurriría si las soluciones trataran de mejorar la situación de los de abajo. Es casi seguro que los del más allá (aquellos que están fuera del alcance de los mortales) se sumarían a ese tipo de soluciones. Seguro. Porque en ello les va su negocio y el aumento de su patrimonio.


¿Inyectar dinero a los bancos? ¿Es la única solución? ¿Llegará esto a buen puerto? Tal vez liberar, dejar respirar un poco a los de a pié, ayudarles directamente, beneficiaría a todos, porque a fin de cuentas esto es lo que hace que el consumo aumente, que se hagan reformas, que gastemos en gasolina, que acudamos a los bares o al cine, que se creen nuevos negocios, que no se despida a la gente...


No tengo ni idéa de esto, pero de momento, los datos y la realidad nos dicen que con estas soluciones, no se mueve nada. ¡Ojala cambie!


Un saludo a todos y perdonar mi ausencia. Sé que para que esto (ahora me refiero a mi blog) tengo que darle continuidad.

Intentaré hacerlo, aunque sólo sean dos líneas.

No hay comentarios: