domingo, 8 de diciembre de 2013

Sigo por otros lugares

Es bastante posible que os veáis perdidos por aquí. O también que en algún momento siguiérais este blog y de repente, os haya dado por el recuerdo. En ambos casos, y en el segundo con más motivo, os invito a pasear por el blog en el que estoy ahora.
Yo hacía mucho que no pasaba por aquí. Años.  Desde la última entrada que veréis más abajo.   Cerré etapa y, tras algún tiempo, abrí una nueva. Lo hago en http://preparatufuturoya.blogspot.com
Así que por allí os espero, en mi blog de disfrute actual, con intenciones totalmente diferentes a las que me llevaron a escribir aquí. Pero siempre, siempre, pasándolo bien con la palabra escrita.  Y sobre todo, abriendo las puertas de mi casa a todo el mundo, para compartir, para comprender, para reir y disfrutar, como hice aquí, como espero hacer siempre.
Gracias por acompañarme.

Pd.- Este reencuentro con mi blog ha sido muy especial para mí, así que no os extrañe mi vuelta por estas páginas. Eso sí, cuando toque. Si hay movimientos os informaré desde allí, desde mi otro sitio.

http://preparatufuturoya.blogspot.com

domingo, 11 de julio de 2010

El peor día


Estaban todos reunidos, de pié, en silencio, frente a la barra del bar. Tan sólo de vez en cuando cruzaban alguna mirada Quien entendiera su lenguaje, el del silencio, sabía que unas veces los ojos reflejaban reproche y otras, disculpa. Pero cuando sus ojos se abrían con desmesura, transmitían pura expectación.

Los cinco hermanos, dos mujeres y tres hombres, sabían que en ningún momento habían dejado abandonada a su tía abuela, María, la soltera. Era lo menos que los hermanos podían hacer por la mujer que se había dedicado en cuerpo y alma a cuidarlos tras el fatal accidente de tráfico de sus padres. Para María, ellos fueron su orgullo y motivo de vida. Les atendió en todas sus necesidades.

Mas adelante, cuando el Alzheimer convirtió a María en un vegetal, los hermanos pusieron todos los medios a su alcance y no dejaron que en ningún momento le faltara la más mínima atención. Eso sí, siempre lamentaron que su tía ya no fuera consciente del inmenso amor que le tenían.

La enfermedad fue larga, mucho. Más de cinco años de congojas al ver que María, madre y padre a la vez, estaba inmersa en un mundo inaccesible a ellos. Hasta que por fin falleció. Descansó.

Pero el día elegido fue el peor posible. En las miradas cruzadas entre los hermanos se podía leer la pregunta ¿por qué hoy? No se atrevían a hacerla a viva voz aunque en el ambiente se notaba la recriminación.

Podría haber fallecido en junio o en septiembre o en cualquier otra fecha. Pero no hoy, a principios del mes de julio. Cuando los hermanos acudieron al Tanatorio Municipal sabían que la tarde sería larga, que la espera en la inmaculada pero aséptica sala mortuoria iban a pasar una jornada densa, dura, de dolor. Y allí estaban todos, alrededor del féretro, acompañando el cadáver.

A las ocho y media de la tarde, el hermano mayor salió de la sala. En silencio. A los doce minutos, una de las hermanas. Tres cuartos de hora más tarde, María estaba sola. Todos sus sobrinos nietos, hijos por adopción, habían sucumbido a la tentación.

El silencio reinaba en el bar. A pesar de que estaba inusualmente lleno, todos callaban. Ni una conversación. Las miradas de los presentes estaban dirigidas al televisor. Incluso la del camarero que desatendía a sus clientes. Los allí reunidos intuían que el momento cumbre podía llegar en cualquier momento. Así fue.

¡¡¡Gooool!!!

El grito unánime y prolongado de todos hizo temblar los cristales del bar. La puerta del local se abrió violentamente y un hombre uniformado como un militar gritó con voz potente y colérica: ¡Señores, que estamos en un tanatorio!

martes, 29 de junio de 2010

Retomo la palabra

Cojo aire de nuevo y vuelvo a empezar. Mi cabeza y mi cuerpo ya están donde deben. Ha llegado el momento. ¡Comienza el espectáculo!

domingo, 11 de abril de 2010

Cabreado

La verdad es que los motivos para estar enfadado son muchos. Desde la Iglesia, que en estos momentos es incapaz de reconocer las felonías cometidas por un buen número de sus representantes y el dolor que han causado. Pasando por los políticos, en este caso en España, aunque me imagino que extensible a otras regiones, que no quieren arreglar la situación económica tan complicada que vivimos. O los dirigentes dirigentes de los medios de comunicación, que han perdido su ecuanimidad y el norte, todo en aras de una mayor audiencia.
¿Que pasaría si los altos miembros de la iglesia sintieran en carne propia la misma humillación que algunos de sus representantes han infligido a muchos inocentes? ¿Qué ocurriría si los actuales dirigentes políticos se fueran a la ruina y dejaran de cobrar? ¿A quién acusarán los medios de comunicación cuando sus propios hijos o familiares actúen en su propia casa de la misma manera que lo hacen ciertos personajillos en sus programas de máxima audiencia? De verdad, es que hay que darles a probar de su misma medicina.

jueves, 1 de abril de 2010

Amanece que no es poco


Tras la hibernación , me desperezo y empiezo a poner los músculos en marcha, incluso siento cómo se mueven las dos neuronas que ocupan mi cerebro. El despertar es lento pero seguro. Otra vez, otra época más me espera.

Miro a mi alrededor y veo mi cueva hecha un desastre, tal cual la dejé en el momento de caer en el gran sueño. En breve daré una vuelta por mi ciudad y viajaré por el mundo. Seguramente me he perdido cosas durante este tiempo pero sé que las importantes las recuperaré poco a poco. Con un año más de experiencia, se que intentaré utilizar mejor las energías disponibles, rechazaré aquellas cosas que no son indispensables y así dedicaré el esfuerzo necesario a lo imprescindible. El resto de energías, si quedan, serán para disfrutar.

Poco a poco voy a ir calentando motores, recuperándome del letargo. La forma no cambiará, pero el fondo sí. Es necesario. Por mi bien.

Pd- Por supuesto, lo de los relatos de género negro, sigue.

lunes, 8 de marzo de 2010

Un éxito del escritor Emilio Porta




Me acabo de enterar, con alegría, que nuestro compañero Emilio Porta acaba de ganar el prestigioso XXI PREMIO DE POESIA BLAS DE OTERO, patrocinado por el Ayuntamiento de Majadahonda (Madrid). Las bases: tema y métrica libres; extensión mínima setecientos versos y máxima, mil.
Sobre la calidad de este autor poco puedo añadir a lo que ya escribí en su momento. Os recomiendo que paséis por http://jandro-perez.blogspot.com/ porque allí se hace una magnífica loa de Emilio Porta y de su obra ganadora, CORALES.
Anteriormente ya hice una reseña sobre él en http://javierribas.blogspot.com/2009/12/desde-hoy-dejo-de-tutearle.html
Enhorabuena por este premio Sr. Porta.
La entrega del premio creo que es el 12 de mayo. Os tendré informados.

sábado, 20 de febrero de 2010

Estamos en marcha

Gracias a las indicaciones de Tautina y de Pilar dándonos un par de enlaces creo que queda bastante definido los contenidos de la novela negra. Por supuesto siempre habrá detractores y defensores de lo que nos explican tanto Mariano Sánchez como Franco Sampietro:

Cómo se escribe una novela negra
(¿Se puede freír un huevo sin romperlo?)
Mariano Sánchez Soler
http://www.ciudadseva.com/textos/teoria/tecni/novnegra.htm

Pasión de cínicos
Incursiones en el "género negro"
por Franco Sampietro

http://www.voltairenet.org/article120333.html

Pero vamos, los tiros van por ahí.

En el post anterior Mila pregunta si al igual que hay máximo, también hay mínimo. Pues digamos que 7 folios mínimo. Así el jurado tendrá para leer.

Me alegra ver que aunque a algunos este género les pille de nuevas, van a hacer el esfuerzo de enviar un relato. Como ejercicio no está mal. Seguramente conseguirán aportar toques nuevos a este tipo de ficción.

Y salvo dudas extremas, en este asunto sólo me queda ir recibiendo los trabajos. Ah, uno por cabeza.

Y gracias Armando por tu ofrecimiento para presentarnos algún editor. Vamos a ver cómo discurre todo esto y si nos sale un libro que llame la atención. Por bueno, claro.